El ritmo de vida que nos impone la sociedad contemporánea, nos genera estrés y tensión, lo que aumenta la producción de radicales libres en nuestro organismo, los cuales oxidan y envejecen las células del cuerpo especialmente las del cabello, lo que ocasiona que muchas veces luzca sin brillo y algo estropeado.

Los investigadores en cosmetología, desde hace varias décadas, vienen luchando en contra de este factor oxidativo, responsable del envejecimiento celular, por lo que han creado productos de alta calidad que ayudan a evitar la acción de los agentes externo en nuestro cabello y cuero cabelludo, para que podamos lucir una cabellera impactante, que robe las miradas de las demás personas.

Este proceso de oxidación de los radicales libres, causa que muchas personas, especialmente en la época estival, sufran de picores en el cuero cabelludo, lo que genera una gran tentación de rascarse esta zona para tratar de sentir alivio, sin embargo, lejos de desaparecer la picazón esta se torna más intensa y se genera una mayor sensibilidad en dicha zona que acaba descarnada y con caspa.

La exposición del cuero cabelludo a los rayos del sol aumenta en verano, trayendo consigo algunos inconvenientes que afectan la salud capilar, seguidamente te traemos algunos tips que te ayudarán a evitar estas indeseadas consecuencias de la oxidación en esta época de tanto calor.

  1. Antes de aplicar el champú para lavar el cabello, se debe mojar muy bien el pelo y el cuero cabelludo y se aplica un masaje con las yemas de los dedos, esto contribuye a eliminar las células muertas del cuero cabelludo y la caspa que puede estar afectando dicha zona.
  2. Utilizar un champú adecuado para tu tipo de cabello, evitando los productos que sean agresivos o muy fuertes, ya que pueden afectar el cuello cabelludo, produciendo la caída del cabello, en estos casos es recomendable utilizar champú anticaída, en caso de observar la presencia de algún síntoma de caspa, lo mejor es utilizar un champú anticaspa de PH balanceado.
  3. Aplica correctamente el champú, hazlo lentamente mientras masajeas el cuero cabelludo durante 3 0 4 minutos, esto ayuda a desprender células muertas y caspa.
  4. Enjuaga el cabello y cuero cabelludo con abundante agua para eliminar de manera adecuada todos los restos de champú, así como las células muertas y las escamas o copos de caspa que han sido removidas por el champú.
  5. Aplica al menos una vez por semana un tratamiento para fortalecer el cuero cabelludo, esto ayudará a evitar los picores.